Jabones y Cosméticos Artesanos elaborados con ingredientes 100% naturales, aceites y mantecas de primera calidad, plantas, alimentos, especias, aromas alimentarios...
Todos los jabones son fabricados con el "método en frío" y curados durante al menos cuatro semanas para garantizar su total saponificación y secado.
No busques fuertes aromas ni espectaculares coloridos, ya que al no usar ni fragancias químicas ni colorantes artificiales los jabones son más modestos y más sencillos. Eso sí, encontrarás maravillosas propiedades en ellos; las de sus ingredientes...
Si quieres probar alguno ponte en contacto por email.

4 de diciembre de 2013

¿Por qué utilizar Jabones Artesanos?


Hay un boom de lo artesano, de lo natural y de todo lo relacionado pero, en nuestro caso, ¿vale la pena usar estos jabones? ¿qué aportan? ¿se nota la diferencia con los industriales?



Podría extenderme mucho enumerando las innumerables ventajas de su uso, pero voy a hablar sólo de las dos principales, que además son objetivas y no dependen del gusto de cada uno, ni de las modas.


Sus ingredientes son mucho más naturales.
No se utilizan ingredientes sintéticos:  derivados del petróleo, colorantes, conservantes, perfumes, parabenos, fenoles, parafinas, vaselinas, etc, etc… En cambio se utiliza lo que la naturaleza nos va regalando en cada estación, en forma de infusiones, macerados, zumos, aceites esenciales…  El artesano no va buscando la rentabilidad de su producto, sino la calidad. Lo que no aporta nada a la piel no interesa, ya que no se trata de vender, se trata de satisfacer necesidades y dar bienestar. Unos colorantes artificiales o unas fragancias deliciosas, pero sintéticas, hacen a los jabones más apetecibles pero PEORES para nuestra piel. Huimos de tóxicos que a la larga perjudican nuestra piel, nos causan alergias y en algunos casos, hasta cáncer.

El jabón artesanal es hidratante,
pues contiene glicerina, que se crea en el proceso de saponificación por medio de la reacción de una base y un álcali. La glicerina retiene la humedad de la piel, es como si al lavarnos con uno de estos jabones, también estuviéramos utilizando una crema hidratante. Si el jabón está bien formulado y elaborado, es una de las primeras diferencias que se nota con los industriales, ya que estos últimos suelen resecar, porque en el proceso se les retira la glicerina para fabricar otros productos o venderla, ya que es un artículo muy valioso. (La mayoría de los artesanos aunque quisiéramos, que no queremos, no tenemos los medios para separarla). Además de la glicerina, nuestros jabones están realizados con un exceso de grasas, que quedan sin saponificar y que nutren la piel. Es el llamado sobreengrasado, del que también carecen los comerciales.

Sólo un punto más. La elaboración artesanal protege el medio ambiente, al contrario que los jabones de las grandes industrias, que contaminan doblemente, al fabricarlos y al usarlos.


Anímate a disfrutar del jabón artesano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario